Cajonera con marquetería
Comoda estilo Isabelino, construida probablemente durante la segunda mitad del siglo XIX, en un primer examen se aprecia que ha sido pintada de negro y de esta forma se ha ocultado un bello trabajo de marquetería en madera de boj, además se han añadido unas chapas a los cierres que falsean el mueble.

Quizás fue pintada de negro a causa de un luto de su propietario/a.

Se encuentra en muy mal estado, los laterales, las patas y algunas chapas tienen profundas marcas, roturas o ni siquiera existen.

El lateral derecho es el que se encuentra en peor estado, ya se apreciaban dos grietas antes de decaparlo y dado que la única forma de eliminar dichas marcas es cambiar la chapa entera se opta por dejarla tal cual para conservar al máximo las partes originales del mueble. Le falta el sobre de mármol, se deduce de las marcas que asolan la superficie de la parte superior. También los cajones han sufrido un gran deterioro ya que cuesta mucho abrirlos, por ello se tendrán que reconstruir las guías de los mismos.
Comenzamos decapando por entero el mueble, se elimina la capa de pintura negra usando medios químicos, neutralizandolos despues para que no sigan haciendo efecto y lijando suavemente para eliminar el repelo de la madera. Lijando a mano, con lijas de grano fino para evitar marcas de arañazos, conseguimos eliminar las marcas de la parte superior, a mano se evita dejar las típicas marcas en espiral de las lijadoras eléctricas, despues se barniza todo con goma laca.
Tras barnizarla con varias manos de goma laca se protege el mueble con una mano de cera virgen ya que la goma laca es muy sensible al contacto con el agua y mucho mas a productos que contengan alcohol. Por último se bruñe la cera a mano con trapos de lana, esto se hace para eliminar la viscosidad de la cera y terminar dejando un acabado suave y nada pegajoso al tacto.