Cornucópia policromada
Esta vez tenemos la oportunidad de restaurar una bella cornucópia policromada.

Como se puede apreciar, en esta y en las sucesivas fotos, esta cornucópia ha sufrido la rotura de parte de los ornamentos de la parte superior, así como algunos desconchados en la parte inferior.

La rotura es compleja de reparar ya que los adornos de la parte superior no están en el mismo plano que el resto del espejo, están ligeramente inclinados hacia adelante y los restos indican que han sido reparados en otras ocasiones.
Tambien el paso del tiempo ha dejado su impronta al matizar los colores de la policromía dejandolos con poco brillo.
Empezamos situando las tres partes principales que hay que reparar para hacernos una idea de la composición que debe tener al final. Las piezas usadas para mantener las tallas inclinadas con respecto al plano principal del espejo tambien se hayan en mal estado debido a varias reparaciones anteriores.
Asimismo las partes que tenemos que volver a montar tambien presentan erosiones en la policromía, algunas de las cuales llegan a alcanzar la base dejando al descubierto la madera. Se unieron todas las piezas al mismo tiempo y se mantuvieron en su sitio sujetandolas con sargentos, las dejamos de esta forma durante dos dias para que la cola actúe bien.
Se montaron nuevos montantes en madera para unir la talla al bastidor, para ello se han empleado tubillones cortados a medida y en una parte de dificil unión se ha optado (con pesar) por una chapa metalica. Por último se restaura la policromía, primero limpiando suavemente toda la superfície y despues volviendo a aplicar en las zonas deterioradas las capas de gesso, pan de oro y color pertinentes.