Nevera de hielo "Saez"
Esta nevera de hielo, marca "Saez", conserva gran parte de la pintura que la cubre en bastante buen estado, pero vemos algunos problemas que no nos dejará mantenerla en un estado lo mas similar al original. El primer problema es el estado de los cierres.

En la foto anterior se aprecia que el cierre superior no existe y que el inferior está roto. El segundo problema es la desaparición casi completa de los burletes de las puertas, lo cual nos obligará a buscar algo que los sustituya, otro problema es el estado de la parte superior de la nevera.

A pesar de que el estado general de la pintura es bastante bueno, apreciamos que en la parte superior de la nevera la pintura casi ha desaparecido, tras este examen decidimos que lo mejor será decapar toda la pintura del mueble. Para poder trabajar comodamente la desmontamos por completo.
La decapamos con agentes químicos y se neutraliza el gel decapante con trapos humedecidos con agua, cuando la madera se ha secado completamente se lija toda para eliminar el repelo que se produce cuando se moja la chapa.
Desmontamos y limpiamos las bisagras de latón con vinagre, tras buscar en varias ferreterías especializadas encontramos dos cierres de latón similares a los usados en este tipo de muebles, es una lastima no haber podido encontrar nada mas parecido a los originales, pero al menos son cierres antiguos. Previo al barnizado con goma laca se ha limpiado todo el interior, teniendo que legar a lijar en ocasiones para desprender toda la suciedad de las chapas zincadas y dejar un interior pulido y agradable. Tras esto se terminó de reparar la chapa exterior y se barnizó de la forma habitual.
En esta foto vemos como queda la nevera tras varias manos de goma laca y por último el encerado para terminar de protegerlo. Los metales se han protegido con barniz para metales, de esta forma el latón no ennegrecerá en mucho tiempo. Si nos fijamos, en esta foto veremos un secreto que guardaba la nevera, y es que las puertas superior e inferior habían sido construidas a partir de la misma chapa, se aprecia perfectamente como las vetas continúan de una puerta a la otra. Es una bonita recompensa por todo este trabajo.