Reparación de la pata de una silla

Nos han traido una silla que ha sufrido la rotura de una de las patas, el haber estudiado ebanistería antes que restauración nos ayudará con esta dificil tarea, por desgracia no tenemos fotos del proceso de reconstrucción.

Se empezó haciendo una plantilla de la pata sana y se trasladó a un trozo de madera de la misma clase que la de la silla.

Una vez se tuvo cortada la forma, tanto en altura como en grosor, se fué tallando a fin de darle la misma curvatura vertical y lateral que tenía la pata original, por último se inició el trabajo mas dificil, hacer un machihembrado en "Z" al estilo japones, se hizo así para obtener una mayor superficie de apoyo en la madera.

El machihembrado tuvo que tallarse tanto en lo que quedaba de pata como en la pieza que se iba a poner, se trabajo con formón hasta que se consiguió un asentamiento completo y se encoló, despues se reforzó con un tubillón de traves.

Por último se decapó toda la silla y se igualó el tono en toda la silla, fue acabada con goma laca y protegida despues con cera, la cual se bruñió para darle una suavidad sedosa al tacto.